VOLVER A INDICE / NOTAS

¿Qué es un trastorno de aprendizaje?

Hoy en día se ha llegado a un acuerdo casi total en definir a los trastornos de aprendizaje como: “una dificultad específica en un área académica, existiendo un nivel de inteligencia normal y habiendo recibido la estimulación y oportunidad socio cultural adecuada para la edad del niño.”
Hablamos entonces de que la dificultad es específica, por lo cual quedan excluidos de lo llamados trastornos de aprendizaje, los problemas generalizados o difusos que comprometen varias o todas las áreas de aprendizaje.
Es importante destacar que cuando hablamos de un trastorno de aprendizaje (de aquí en más TA), estamos hablando de un problema cognitivo, de posible causa constitucional.
Como su nombre lo indica, un problema de aprendizaje se relaciona con un déficit en la adquisición y utilización de diferentes habilidades que permiten la apropiación de los conocimientos. Un TA no es un problema de comportamiento. Por lo tanto no hablamos de un problema de conducta, por lo menos desde el origen. Si, debemos contemplar que en muchas ocasiones, los TA, pueden ocasionar trastornos en el comportamiento.
 El fracaso reiterado al que se enfrenta el niño, la baja autoestima frente a la percepción de no lograr lo mismo que sus compañeros, las frecuentes correcciones y la cantidad de tiempo que demora para desarrollar las actividades, pueden ocasionar diferentes reacciones comportamentales, pero no son síntomas específicos de un TA.
Actualmente es posible distinguir varios grupos dentro de los TA. Para nombrar a los mas significativos, dentro del área de la psicopedagogía, mencionaré a la dislexia, la discalculia, la disgrafía y a los trastornos de aprendizaje no verbal.
A continuación delinearé las características mas sobresalientes de cada uno de los trastornos mencionados, retomando con mayor amplitud cada TA en particular, en futuras  publicaciones.
DISLEXIA: se refiere a problemas específicos en el aprendizaje de la lectura. Se observa con frecuencia, tendencia a la rotación e inversión de letras y/o sílabas. Por ejemplo SOL por LOS, d por b,  MES por MAS). Estos tipos de errores en la lectura se trasladan con frecuencia en la escritura.
DISCALCULIA: Se refiere a un problema específico en la adquisición normal de las habilidades matemáticas. Se observan dificultades en el razonamiento numérico, al realizar operaciones matemáticas (Por ejemplo les cuesta manejar “lo que se llevan”) y al resolver situaciones problemáticas. Se evidencian errores en la lectura y escritura de números.
DISGRAFÍA: Se refiere a problemas específicos en el dominio del sistema de escritura. Se observan dificultades en varias de las siguientes áreas: Trazo, composición, separación entre palabras, acentuación, puntuación y coherencia.
En muchos casos la disgrafía se asocia con otros TA, como la dislexia.
TA no VERBAL: Se refiere a un trastorno que incluye la siguiente sintomatología: Dificultades emocionales y/o interpersonales,  problemas viso espaciales y construccionales, dificultades en el uso e interpretación del lenguaje no verbal (contexto del discurso, gestos, etc)
Lo expuesto hasta aquí es solo una breve descripción de los TA mas comunes. Como mencionaba anteriormente, los iré abordando individualmente en próximas publicaciones.
Este primer acercamiento a la descripción de cada trastorno, tiene como finalidad orientar a padres y educadores, para que puedan estar atentos a los signos de alarma que manifiestan los niños y así poder intervenir para ayudarlos tempranamente. Cuanto antes se comience a trabajar, mejor es el pronóstico y se evita o apacigua el surgimiento de problemas en el comportamiento, como sintomatología secundaria a los TA.
Es importante tener en cuenta que la mayoría de los signos se hacen evidentes con el ingreso al primer año de la escolaridad formal, aunque el trastorno es de origen constitucional. Se observa, en éstos niños, que a pesar de que se les enseñe (por los métodos tradicionales de enseñanza),  no aprenden. Con frecuencia también se observan signos de evasión respecto al área académica donde muestran dificultades.
Para finaliza, es de suma importancia destacar, que el nivel de desarrollo de las diferentes habilidades cognitivas no siempre es similar en un mismo niño. Así pues, puede tener mayor facilidad para los aprendizajes en los que intervenga el lenguaje oral y menor habilidad visoespacial o construccional y sin embargo no presentar un trastorno de aprendizaje no verbal. Solo evidencia la disparidad en el desarrollo de las habilidades cognoscitivas, propia del desarrollo del ser humano.
Por eso es importante la evaluación psicopedagógica para realizar el diagnóstico diferencial de los TA y así poder intervenir temprana y adecuadamente.
Lic. María Fernanda Cabrera (Psicopedagoga)
RN 8327-2002  RP 281
Consultas: 15-6977-7150 ~ 4758-6231