VOLVER A INDICE / NOTAS

El jardin rodante

Es una propuesta destinada especialmente a padres que deseen brindar a sus hijos un espacio y una modalidad educativa diferente. Satisfaciendo las demandas de la sociedad actual y dando respuesta a la necesidad de cuidar a los niños en edad temprana, desde una perspectiva pedagógica pero en un ambiente confortable, seguro y sumamente familiar.
El jardín rodante consiste en recibir educación pedagógica a domicilio de manera grupal o individual bajo la dirección y a cargo de profesionales de la educación inicial.
Sus ventajas son muchas y variadas, entre ellas se cuentan:
*La atención personalizada. (Derivada de la cantidad de niños)
*El establecimiento de vínculos más cercanos entre los niños y sus familias y el docente.
*La creación de un espacio sumamente calido que favorezca la socialización de los niños de una manera muy natural.
*Intentar una transición paulatina entre la casa y lo que será luego su educación en una institución educativa.
*La posibilidad de establecer horarios convenientes tanto para la familia como para los niños.
Sus objetivos:
Brindar  a través del juego como eje conductor fundamental, la posibilidad de explorar, descubrir, aprender, compartir, crecer y desarrollarse integralmente con actividades planificadas  de acuerdo a las edades de los niños y en las distinta áreas del jardín respetando sus ritmos e intereses.
¿Como se pone en práctica?
De manera muy  simple, como su nombre lo indica el jardín va “rodando” semanalmente o quincenalmente por las casas de cada uno de sus integrantes (alrededor de 5 generalmente) y se realizan reuniones de padres periódicamente en base a las necesidades que surjan.
Es una muy buena propuesta que lleva algunos años realizándose a pesar de no ser tan difundida, pero que vale la pena  sumarse y experimentarla.
Griselda Guerra, Prof. De educación inicial