VOLVER A INDICE / NOTAS

Para reflexionar
“la Niñez es cosa seria”


Nuevamente los convoco para poder pensar juntos sobre un tema al que debemos prestar atención, que tanto en mi labor en el ámbito escolar, como en la atención clínica es un recurrente: un tema que me preocupa y por tal motivo he decidido ocuparme. Son los casos de los niños que se encuentran “a la deriva”, faltos de conducción, sin rumbo, tomando como pueden las riendas de sus vidas, faltos de estimulación y motivación acordes a su vida infantil. Niños que se pasan horas frente a la televisión, en la play, en la computadora, en los ciber, lo cual nos está hablando que son niños que están muchas horas sin estar jugando y sin poder expresar por esta vía lúdica sus fantasías, temores, miedos, sentimientos, elaborar situaciones conflictivas o traumáticas. Por momentos se los ve atrapados en un círculo vicioso, como único medio de lograr entretenimiento o diversión, no sabiendo en algunos casos proveerse de otras herramientas para evitar caer en la tentación de siempre lo mismo, en algunos hogares la televisión o la computadora aparece como la niñera encargada de su cuidado.
Si un chico sólo encuentra satisfacción en pasar varias horas frente a estas pantallas, es evidente que le están pasando muchas cosas que requieren nuestra atención, reconozco el aspecto positivo de la televisión, la computadora e Internet en nuestras vidas, como instrumento de información y de comunicación, pero si este hábito se convierte en exceso trae consecuencias en su desarrollo y si a la vez es en desmedro de reducir otras actividades lúdicas, deportivas, recreativas es aún mas preocupante.
Deberíamos capitalizar a nuestro favor la experiencia como televidentes y no quedar pasivos frente a ella, por eso nuestra función como padres es disminuir estos hábitos ofreciendo otras alternativas y es donde me quiero detener, muchas son las cosas que ofrece el mercado de consumo, pero hay cosas que no están disponibles en él, y necesitan de nuestra pura y exclusiva dedicación como ser “una divertida tarde en familia con amigos ó primos”. El mercado en muchos casos guioniza la vida infantil, define de que hablarán, jugarán o cantarán, pero nosotros tenemos que tomar el timón y ofrecerles situaciones enriquecedoras para su desarrollo físico-emocional.
Escuchaba a una docente decir “la comunidad no colabora, hay desgano, desinterés, falta de dedicación, falta de motivación y estimulación; los chicos se depositan, hay padres abandónicos, están a la buena de Dios…”
¿Qué nos está pasando papás? Que un niño de 5 años sepa manejar brillantemente el Mouse y no sepa manejar una tijera, cortar papelitos y tenga reticencia a usar pinceles ó ensuciarse con las pinturas. Que nos está pasando que faltan paseos, aire libre, plazas, días de pic-nic, que se conviertan en exploradores, científicos, detectives, falta ensuciarse jugando al fútbol en el barro, cortar flores, pastito, juntar piedritas, piñas, andar en bici, treparse. Será necesario “Concientizarnos”  de la importancia del jugar que es “cosa muy seria” para el desarrollo y crecimiento de nuestros niños, que les permite explorar, descubrir, aprender, desarrollar su imaginación, creatividad, favorecer el contacto con todos los sentidos las diferentes texturas, olores, gustos, que es una verdadera experiencia enriquecedora para su  desarrollo, madurez, crecimiento, autonomía. Si esto está estimulado, los chicos se sienten mas seguros de si mismos y son mas felices, tienen mas imaginación y se concentran mejor. Un niño saludable es aquel que mediante el juego puede conocerse y conocer el mundo puede sentir libertad en ensuciarse, mojarse, tocar, experimentar, transformar. Coartar las posibilidades de exploración implica reprimir su desarrollo, un niño bien estimulado es aquel que rodeado de afecto de sus padres recibe estas experiencias que le permiten desarrollar a pleno su potencial. Debemos promover en el niño la creatividad y curiosidad natural para que descubra el mundo que lo rodea poniendo un juego el abanico de habilidad cognitivas físicas- emocionales.
Aprovechemos los días lindos por venir y “Manos a la Obra” toda la familia, nuestros niños nos esperan a ensuciarse sin miedos.
(Los remito al artículo ya publicado por la revista “En tiempos que corren, educar sin prisa”)
Los saluda atte.
Lic. Mariana E. Miguez - M.N. 20.577 – M.P. 82.187 -
Asesoramiento y consultas: 4758-7230

mari.miguez24@hotmail.com