VOLVER A INDICE / NOTAS

PAPÁS POR PARTIDA DOBLE

Ante la noticia de la llegada de un hijo se dan cita un potpourrí de emociones, nos desborda la alegría, la felicidad, el llanto, las dudas, los temores, las exigencias, ansiedades las cuales son propias de todos los papás, pero cuando la noticia es que se va a ser padres por partida doble se suma un sentimiento que es el impacto, una gran conmoción los invade, y muchos son los miedos en relación a lo que vendrá, seguramente no es una situación fácil pero lo importante será poner "manos a la obra" y convertirse en verdaderos artesanos ya que hay mucho por construir y elaborar. Lo importante de estos momentos es sentirse acompañados, contenidos, apoyados y una vía saludable es poder ponerse en contacto con otros papás que han vivido y transitado por la misma experiencia compartiendo sentimientos, emociones, otra vía seria buscar información conectarse con instituciones y organizaciones que apoyan y asesoran a la familia con mellizos, trillizos, y fundamentalmente poder solicitar ayuda al resto de la familia, amigos, desde lo presencial hasta el apoyo emocional pudiendo brindar espacios de escucha y compañía a los papás. Será importante reordenar tiempos y prioridades y establecer acuerdos entre los padres, saber que en los próximos dos o tres años el trabajo será mucho y se transitarán situaciones difíciles pero superables, será fundamental la contención y ayuda mutua entre padres, sabiendo que se deberá priorizar la practicidad, flexibilidad, y sobre todo la paciencia y el gran amor por los hijos, dejando de lado las grandes exigencias, o convocarlas a licencia.
Mas allá de una concepción compartida y de todos los mitos, fantasías en torno a la gemelaridad y a la llegada de mellizos, es importantísimo tener en claro como papás, y hacerlo extensivo al resto de la familia y al entorno de los niños, que se trata de dos niños diferentes, con sus particularidades y personalidades, acompañándolos a constituirse como "individualidades" asumiendo y haciéndolos sentir a cada niño como un sujeto distinto del otro mas allá de su llegada compartida, el darse a luz, su propio nacimiento, es un acto único y diferente del otro, y esto conlleva un gran trabajo familiar. La elección del nombre, el nominarlos de forma distintas ya marca la primera diferencia, correrlos del rotulo de los "melli" o "los gemelos", poder elegir nombres fonéticamente distintos evitando los parecidos, que cada niño pueda diferenciar sus pertenencias, juguetes, ropa, saber que los puede compartir pero que cada uno tiene lo suyo, priorizar encuentros y actividades con otros niños, amigos, hermanos, abrirles un abanico de posibilidades que trascienda la relación única con su hermano. Dejarlos entretenerse solos durante largos períodos, muchas veces se piensa que como tienen la misma edad deben jugar siempre juntos y esto, en muchos casos, fomenta la simbiosis entre ellos y la dificultad para separarse e individualizarse. Es importante dedicarles un tiempo a cada uno de ellos por separado, destacar las cualidades y diferencias de cada uno en cuanto a gustos y deseos, éstas serían algunas herramientas para promover la individualidad en los niños.
Otro momento significativo es el ingreso a la escolaridad y junto a ello el gran dilema ¿juntos o separados? Desde mi concepción considero que el verdadero desprendimiento o separación es un proceso que cada niño realiza en lo individual en su mundo interno y mas allá de la separación física, ellos aprenderán a independizarse uno del otro, a lograr autonomía para realizar vínculos ó actividades, estando cerca o no, ésto dependerá del entorno que intervenga en su educación quien tendrá la gran tarea de fomentar su diferenciación brindándole un trato personalizado, en este punto es importante trabajar en forma conjunta maestros y padres.
Considero que lo mas saludable es mantenerlos unidos y luego cada uno va a ir marcando sus lugares, espacios, necesidades y deseos los cuales deben ser escuchados y tenidos en cuenta por sus papás.
Quisiera saludar por este medio a todas las mamás y desearles muchas felicidades en su DÍA.
Lic. Mariana E. Miguez, Psicóloga. M.N. 20.577 - M.P. 82.187
Asesoramiento y consultas al 4758-7230.