VOLVER A INDICE / NOTAS

Beneficios de la Natación Temprana

Saber, es reconocer que en la vida todo lo que sucede es irrepetible, único, que cada experiencia, que es significativa, se convierte en conocimiento nuevo.
Aprender a nadar, no implica solamente adquirir técnicas de nado, sino lograr un desarrollo integral que permita desenvolverse con autonomía dentro y fuera del medio acuático.
Queremos destacar los beneficios que ésta actividad otorga:
Beneficios físicos:
Logra una gran relajación, tanto psíquica como física
Fortalece los músculos débiles a través de movimientos globales y suaves contra la resistencia del agua
Fortalece las adaptaciones funcionales: respiratorias, cardíacas y circulatorias
Posee valor terapéutico y de rehabilitación, de gran utilidad en la recuperación de lesiones, corrección postural, etc
Favorece el tono muscular y la coordinación
Favorece el descanso y la relajación
Beneficios psíquicos:
Genera sentimiento de logro
Otorga conciencia del propio cuerpo
Mejora la autoestima
Es una oportunidad para relacionarse con los pares
Genera un sentimiento de permanencia a un grupo
Brinda la oportunidad de descubrir nuevas capacidades
Permite un desahogo de las emociones y una participación colectiva hacia un objetivo en común
Favorece el desarrollo de habilidades sociales, diversión y un buen momento para compartir
Claudia Di Croce - Profesora Nacional Nivel Inicial, Estimuladora temprana.
Registro Nº 382761