VOLVER A INDICE / NOTAS

¿Qué es la meningitis?

La meningitis es la inflamación de las meninges que son las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal.
Causas:
*Las infecciones producidas por virus y por bacterias son las causas más frecuentes de las meningitis. Algunos parásitos y hongos pueden causar meningitis infecciosa aunque son muy poco frecuentes.
*Las meningitis de origen no infeccioso son consecuencia de diferentes patologías como tumores, irritación química, o alergias a medicamentos.
*Las infecciones bacterianas más comunes son debidas al meningococo, hay seis tipos diferentes y al neumococo con 80 tipos diferentes. El Haemophilus influenzae tipo b, otrora muy frecuente, con la introducción de la vacuna cuádruple en el calendario oficial ha perdido preponderancia, solamente afecta a los lactantes con vacunación incompleta o no vacunados
*Las meningitis virales son frecuentes y habitualmente de muy buena evolución
La meningitis puede estar producida por un número importante de causas. No hay una sola meningitis
¿Cómo se transmiten?
Los agentes productores de las meningitis infecciosas, se diseminan por medio de la tos, los estornudos y los besos. También al compartir utensilios.
Primero ingresan por la vía respiratoria, posteriormente arriban al cerebro y membranas por la circulación sanguínea. La mayoría de las personas que tienen contacto con estos agentes no llegan a desarrollar meningitis. Las defensas del organismo intervienen para tratar de limitar la diseminación en cada uno de estos pasos.
Situación epidemiológica
En el país desde 1997, se observa una tendencia a disminuir los casos de meningitis bacterianas; las meningitis virales desde el año 2006 también están en descenso.
¿Cuáles son los síntomas de sospecha?
La sintomatología de la meningitis en la infancia varían de acuerdo a la edad, el tiempo de evolución de la enfermedad, al momento de la consulta inicial y la respuesta del paciente a la infección.
La llegada de estos agentes infecciosos a las meninges se produce después de su ingreso al aparato respiratorio por lo que primero pueden presentar previamente síntomas no relacionados con las meninges o del sistema nervioso y luego de un tiempo variable aparecerán las manifestaciones meningoencefálicas.
¿Cómo se diagnostica?
A través del examen citoquímico y del cultivo bacteriano del liquido cefalorraquídeo que circula entre las meninges. Los hemocultivos son fundamentales para conocer el agente causal.
La administración previa de antibióticos puede dificultar el diagnóstico.
El diagnostico precoz es el arma fundamental para la curación sin secuelas y evitar su propagación
Tratamiento:
Depende de la causa de la meningitis. Un tratamiento oportuno posibilita su curación con la menor cantidad de secuelas.
El tratamiento precoz de las infecciones meníngeas logra en la mayoría de los casos excelentes resultados con la menor cantidad de secuelas
¿Cuál es su evolución?
La posibilidad de que un niño con meningitis fallezca varía de acuerdo con su edad, el agente causal, del momento que demora la consulta y a la posibilidad de instaurar un tratamiento eficaz.
En los niños con meningitis bacteriana la mortalidad es de alrededor de 5% - 15%, es decir 5 a 15 de cada 100 niños con esta enfermedad.
¿Produce secuelas?
Las infecciones bacterianas son los que producen más secuelas.
Las secuelas suelen estar relacionadas con la disminución o pérdida auditiva; también se observaron convulsiones, disminución de la movilidad en los miembros, hidrocefalia y retraso madurativo.
Prevención: Este capitulo es muy importante para disminuir el impacto de la enfermedad en la familia y comunidad
Medidas generales:
*El lavado de manos frecuente es una de las mejores herramientas para evitar la exposición a los agentes infecciosos especialmente antes de comer y luego de estar en lugares públicos.
*Evitar el hacinamiento favoreciendo la ventilación de los ambientes públicos, aulas y guarderías
Antibiótico:
*En los convivientes o contactos cercanos la posibilidad que se desarrolle una nueva infección es más frecuente cuando el agente es el meningococo y puede presentarse aproximadamente en 4 por cada 1.000 personas expuestas.
*Se define como convivientes o contactos cercanos a aquellos integrantes de la familia que viven con el paciente, a los compañeros de guardería o del mismo grado que permanecen en la misma aula por más de 4 horas diarias durante 5 días a la semana.
*Para disminuir las posibilidades de infección se recomienda solamente para los convivientes o contactos cercanos comprendidos en la definición, la administración de antibióticos preventivos se indican solamente cuando el agente causal es un meningococo o un H.influenzae tipo b.
*No corresponde la administración preventiva de antibióticos en los contactos de meningitis virales ni en las causadas por neumococos
No está justificado aplicar estas medidas a los contactos accidentales del paciente ni a los niños que juegan o frecuentan transitoriamente el mismo club o en la plaza.
Tampoco se justifica cerrar las escuelas o indicar antibióticos a todo el colegio.

Vacunas
En el calendario nacional ya están incluidas y son de aplicación gratuita las vacunas para algunas meningitis bacterianas y virales:
*BCG (meningitis tuberculosa),
*Cuádruple (meningitis a Haemophilus)
*Triple viral (meningoencefalitis por paperas, meningoencefalitis sarampionosa).
Algunas vacunas no incluidas en el calendario pueden proteger frente a una situación puntual y es el pediatra el profesional apropiado para decidir si corresponde su aplicación.
No existen vacunas que puedan proteger al niño contra todos los agentes causales de infección meníngea, aún de las más frecuentes
Sociedad Argentina de Pediatría
Dr. Lucio González
Director médico CEP, Ramos Mejía