VOLVER A INDICE / NOTAS

ADHD ¿Mal de muchos?

¿Quién de ustedes no ha escuchado hablar de éste síndrome últimamente? Todos de alguna u otra forma hemos escuchado... "fulanito tiene ADHD"... "es así porque es un ADHD", etc, etc, etc. Estas son sin dudad las voces que circulan con mucha frecuencia, pareciera que una epidemia de ADHD se ha instalado entre nosotros, pero ¿Qué es exactamente el ADHD (Attention Deficit Hiperactivity Disorder)?
Es un síndrome, caracterizado por impulsividad, desatención e hiperactividad. En general afecta a niños a partir de edad preescolar, pero puede extenderse a la adolescencia y hasta la vida adulta.
En la práctica clínica puede constatarse que existe un alto grado de desinformación acerca de este problema, tanto en los profesionales de la salud, como en las maestras y padres. Es así que recibimos en el consultorio, a papás sumamente angustiados, ante la impronta de un diagnóstico que "etiqueta" al niño a tal punto, que en algunos casos, se convierte en nombre propio, ya no es Lautaro, Camila o Francisco, es un ADHD con todo lo que ello implica, como si la problemática le perteneciera a él solo, como su propio nombre.
La ciencia siempre se ha inclinado a categorizar a los pacientes, pues de esta forma, resulta más sencillo su estudio y tratamiento. La posibilidad de reunir en una sola patología y en un sólo tratamiento una serie de complejas situaciones emocionales y psicológicas que involucran tanto al niño como a la familia y la sociedad, es una tentación muy fuerte, más tentador es aún contar con una medicación que aplaque los síntomas, y que permita que el niño se "adapte" a la realidad "sin molestar", porque sin duda son niños que "molestan" que son "problemáticos" dado que por sus características, atención lábil, dispersión, etc, no tienen tiempo de incorporar información y realizar una tarea prolongada. Si a esto, le sumamos la hiperactividad motora, y la poca tolerancia a la frustración, el panorama es bastante complicado. En los hechos observamos que les cuesta esperar su turno, atender lo que la maestra habla en clase, cuando se les formula una pregunta responden antes de escucharla por completo, lo que genera una respuesta incorrecta, no por desconocimiento del tema, sino por no haber esperado la formulación completa. Todo esto hace difícil evaluar su verdadero potencial intelectual.
En la mayoría de los casos estos niños son medicados con una droga llamada Metilfenidato conocida con el nombre comercial Ritalina.
Sin duda a esta altura se estarán preguntando sobre la o las causas de esta problemática, en realidad, los especialistas no se ponen de acuerdo en cuanto al origen, podría decirse que, la mayoría de las enfermedades mentales se encuentra en medio de un duelo entre, lo genético y lo adquirido, lo heredado o lo aprendido.
La comunidad científica ha presentado muchos indicios de la existencia de un patrón genético que daría lugar al síntoma.
Los profesionales del área de la psicología, creen en el predominio de los factores ambientales en la génesis del ADHD, tales como la familia y la escuela. Esta polaridad en la mirada, hace necesaria la intervención interdisciplinaria para unificar criterios, y por sobre todas las cosas arribar a un diagnóstico diferencial que tenga en cuenta la singularidad de ese niño que está siendo evaluado, para evitar el "etiquetamiento". Insisto "diagnóstico diferencial realizado por profesionales idóneos que rescaten al niño de la categorización y que entiendan el síndrome como un entramado complejo, que no sólo responde, a características especificas, con las que les aseguro, cualquiera de nosotros podría sentirse identificado.
Es necesario un diagnóstico correcto, para llegar a un tratamiento adecuado, arribar a esto siempre supone un trabajo interdisciplinario (pediatra, neurólogo, psicopedagoga, psicólogo), antídoto necesario contra la expansión desmedida del síndrome y el uso indiscriminado de medicación. No olvidemos el tratamiento no sólo incluye al niño sino también a la familia y a los educadores.
Lic. Rosana Arduca - Psicóloga (U.B.A)
Asesoramiento y Consultas: 15-5840-6272