VOLVER A INDICE / NOTAS

Armando Nuestra Hoja de Ruta….

Hola, como están, nos volvemos a encontrar para compartir un momento muy importante en la vida de nuestros hijos: el inicio de un nuevo año escolar. Este hecho trae aparejado cambios en toda la dinámica familiar, ya que es un momento trascendente para los chicos, y necesitan de todo nuestro apoyo y acompañamiento en esta etapa inicial del año.
Con el transcurrir de los días iremos interiorizando el nuevo ritmo familiar, es importante darse el tiempo necesario para ir acomodándose y apropiándose de las nuevas actividades que irán surgiendo, nuevos horarios y responsabilidades acontecerán, son tiempos de planificación, organización y de adaptación, volver a la rutina cotidiana también es algo saludable ya que organiza, ordena nuevamente el funcionamiento de la vida familiar, y a los niños los ayuda a ordenarse en relación a lo que vendrá; como todo proceso necesita un tiempo el cual será gradual y progresivo y depende de cada familia, de cada niño, de sus tiempos internos, lo cual implica de parte de los adultos cierta disponibilidad, presencia y mucha paciencia para contenerlos.
Cuando menciono estas palabras, tienen que ver principalmente con aquellos niños y familias que están transitando el inicio en la vida escolar ya sea el ingreso al jardín de infantes o al nivel primario, momento de grandes emociones encontradas y movilizaciones, de miedos y ansiedades, ya que para algunos este momento constituye la primera experiencia de separación y desprendimiento de su familia, y para los papas la instancia de ir asumiendo que sus hijos van creciendo.
Entre los grandes crecimientos que comprometen a la familia toda, el ingreso a la escolaridad es un hito significativo, por eso es importante todos los preparativos previos al inicio, como una "ceremonia de elaboración" de lo que acontecerá, cada familia con su estilo, su impronta, preparará a cada niño enunciando lo que vendrá, preparando guardapolvos, uniformes, mochilas, útiles, cortes de pelo, colitas, acercándolos a las nuevas palabritas que formaran parte del mundo de los chicos: señorita, salita, bolsitas, pintorcitos, merienda; en los más grandes aula, maestra, tareas, boletín horarios y no olvidar la presencia del Sr. Kiosco, los recreos (importantísimos en la vida escolar de nuestros hijos), y todo lo que acompaña este periodo para ser transitado lo mas saludable y placenteramente.
También se irán preparando los padres para esta experiencia ya que tendrán que delegar en otro, hasta el momento ajeno y desconocido, lo mas valioso que tenemos y aceptar la presencia de otra "voz que educa" distinta a la nuestra por eso este periodo que dio en llamar periodo de adaptación nos involucra a todos, Padres-Niños-Docente e Institución Escolar, pudiendo proporcionar espacios de encuentro y estableciendo buenos vínculos con quienes nos acompañaran en el crecimiento emocional e intelectual de nuestros hijos.
Papas y Mamas hacia fin de año habíamos hablado de los futuros proyectos, deseos y estilos de vida para este nuevo año, si nos animamos es el momento de la puesta en marcha de los mismos, de iniciar el camino que queríamos transitar, de profundizar lo enunciado, de planificar también "nuestra hoja de ruta".
Hasta pronto. Los saluda
Lic. Mariana E. Miguez - Psicóloga MN 20577 - MP 82187