VOLVER A INDICE / NOTAS

EQUINOTERAPIA
Una alternativa terapéutica que
ofrece notables beneficios
en personas de todas las edades.


El desarrollo de la medicina y la cooperación de otras áreas del conocimiento han dado lugar a la aparición de nuevos abordajes terapéuticos para diversas patologías. Entre ellos, se encuentra la Equinoterapia, que pretende llegar a las personas con dificultades desde diferentes puntos de estímulo.
La equinoterapia es un método terapéutico cuya finalidad es la rehabilitación de personas a través del uso de los caballos, las técnicas de equitación y las prácticas ecuestres, con la orientación y el acompañamiento de profesionales del área de la salud, equitación y educación.
En nuestro país, desde el año 1999 funciona la Asociación Argentina de Equinoterapia, entidad sin fines de lucro que difunde y aplica este método en personas de todas las edades.
El caballo como herramienta terapéutica es utilizado en la rehabilitación de personas con necesidades especiales, tanto físicas, psíquicas, emocionales y/ó cognitivas. Está especialmente indicada en una amplia gama de alteraciones de la salud: parálisis cerebral, esclerosis múltiple, autismo, síndrome de down, retardo del desarrollo psicomotor, espina bífida, traumas cerebrales, distrofia muscular, disturbios del comportamiento, déficit de atención, alteraciones del aprendizaje, alteraciones sensoriales, hiperactividad, obesidad, estrés, bulimia y anorexia, entre otras.
El caballo, al caminar, realiza movimientos en los tres planos del espacio, aportando una gran estimulación, útil tanto para la adquisición de un control postural correcto, como para el aprendizaje de las reacciones de enderezamiento y equilibrio
Este movimiento tiene un ritmo constante, dando al practicante un efecto estabilizante y de regulación del tono muscular, estimulando la adquisición de patrones motores que el paciente no posee (control postural, reacciones de enderezamiento y equilibrio, mejoramiento de la coordinacion) es posible darle una correcta información del campo propioceptivo, facilitando la idea del espacio, también la realización de movimientos gestuales dando lugar a la integración de un nuevo esquema corporal.
El caballo también le otorga al paciente otro inmenso caudal de mensajes capaces de estimularlo desde otros aspectos:
Se observan paralelamente cambios en otros sistemas del cuerpo: en la respiración, en el lenguaje, en el comportamiento y en el aspecto cognitivo, emocional y afectivo.
A través de la equinoterapia se obtiene una imagen personal positiva, el hecho de estar arriba del caballo lo coloca en igualdad de condiciones con respecto a sus pares, mejorando la autoestima y la integración a la sociedad.
Las investigaciones han confirmado una mejoría de las capacidades de concentración, memoria y aprendizaje, en los niños que montan y también una herramienta invalorable para niños hiperactivos.
El medio donde se desarrolla la terapia, es también una importante fuente de estímulos. El paciente en un ambiente natural, divertido y motivado logra alcanzar eficazmente las metas propuestas por los terapeutas.
El programa no sólo incluye montar, también alimenta la relación de la persona con su compañero equino proponiendo otras actividades como la alimentación, el cepillado y ensillado, la limpieza de los cascos, del equipo, etc.
En esta terapia se debe trabajar con un equipo interdisciplinario de profesionales especializados. Es indispensable que el terapeuta que va a trabajar tenga conciencia de la patología en causa, del caballo que debe utilizar, de las técnicas específicas a aplicar, en las áreas de salud, educación y equitación.
La atención en equinoterapia es precedida de diagnóstico e indicación médica.
La duración del tratamiento es variable, pero en casi todos los casos, los beneficios terapéuticos son evidentes.

AUTOR: Equipo interdisciplinario de la Asociación Argentina de Equinoterapia.
TE: 4624 - 4288 15 - 4940 1713 E.mail: aade@aade.org.ar URL: www.aade.org.ar