VOLVER A INDICE / NOTAS

Tiempos de Encuentros

Estamos comenzando a transitar el último mes del año "Diciembre" y con su llegada son muchas las cosas que se me representan, "la finalización del ciclo escolar", acompañado de momentos de grandes alegrías e intensas emociones, donde afloran miles de recuerdos y escenas familiares y escolares. A esto se suma el tan ansiado comienzo de las vacaciones de verano, la celebración de una fiesta religiosa como es la Navidad, con sus ritos, tradiciones y creencias y la llegada del fin de año, con sus momentos de balances planteos personales, cierres y aperturas y la puesta en marcha de nuevos proyectos, deseos y estilos de vida familiares e individuales
Tiempos de vacaciones, Tiempos de encuentros. Tiempos de descanso, de ocio, de recreos, tiempos con la familia, tiempos para si mismos, tiempos de pareja, tiempos para mirarnos, para mimar y ser mimados, y así una infinidad de tiempos que es necesario regalarnos, permitirnos, , apropiarnos porque nos pertenecen, luego de haber transitado un largo año, cargado de responsabilidades, horarios, exigencias, (tanto los papas, como los hijos).
Ahora bien los primeros días de nuestras vacaciones producen una gran conmoción, son momentos de movilizaciones internas y externas. Toda la familia tiene que ir acomodándose, es todo un periodo de adaptación compartida entre padres- hijos- pareja, ir planificándolas, preparándolas va creando un clima familiar especial, ir imaginándolas, va produciendo ( y fundamentalmente en los niños) un ordenamiento, una red de sostén que los ira acercando a lo que vayan viviendo descendiendo de esta manera su nivel de ansiedad.
Son momentos de poner a prueba nuestra capacidad de respetar el deseo del otro, el propio, de ceder, de repactar, de elegir, de priorizar es una gran experiencia emocional, y un crecimiento como familia, el darse permiso, el habilitarse a disfrutares una tarea para algunos sencilla y para otros tan costosa, relajarnos de la ajetreada vida en la que estamos inmersos es todo un aprendizaje y como ya lo habíamos mencionado en otro encuentro "démosnos la oportunidad" de acercarnos a lo infantil de nuestros niños , a su mundo, que ellos nos pueden enseñar mucho de esto que se llama placer, disfrute, creatividad, imaginación , ganas de …., herramientas importantes para unas saludables vacaciones, depende de nuestra función como papas proporcionar los medios para que los niños tengan sus tiempos de descanso, diversión , sin sobrecargarlos con actividades y horarios que cumplir
Mas allá del destino elegido o si nos toca quedarnos, la consigna es poder cambiar la rutina del año, ligar el descanso a lo distinto y gratificante , y a las frases archi-conocidas de "estoy aburrido" o " no se que hacer", poder mitigarlas con ingenio, por eso les propongo manos a la obra y a poner en marcha nuestra imaginación para ofrecerles distintas alternativas( ahí van algunas, no olvidemos el set de plástica, los disfraces, las clases de cocina, la visita a las piletas, largos baños de inmersión, con sus juguetes ya que el agua en esta época del año es un atractivo irresistible para los niños, y todo lo que se les ocurra a ustedes)
Las Fiestas, tiempos de celebración y de compartir, el mejor regalo para nuestros niños es que sus padres programen actividades para "hacer con ellos, las expectativas, fantasías, y sus ilusiones forman parte del encanto navideño, los preparativos y la participación de ellos contribuye al clima festivo, preservémoslos de las " internas familiares" que generan las elecciones de con quien , donde y como pasarlas y acerquémoslos a lo gratificante y a la esencia de estas fiestas, un momento para compartir en familia , con amigos, con los seres queridos, disfrutarlas y recuperar aquello que se ha ido perdiendo por los avatares y vaivenes cotidianos de la vida.
Les deseo Felices Vacaciones, Felices Fiestas, que las disfruten. Hasta pronto
Los saluda

Lic. Mariana. E. Miguez - Psicóloga