VOLVER A INDICE / NOTAS

¿POR QUÉ Y PARA QUE ELEGIR?
"La elección vocacional - ocupacional"

Para poder elegir, hay que saber. Para saber, hay que revisar lo que se tiene como cierto y lo que uno desconoce. Todos los días elegimos cosas en diferentes ámbitos. Algunas de estas elecciones las consideramos importantes y otras no. Por lo tanto, el primer paso para elegir es tener "la decisión de elegir".
Al enfrentar una elección, las consecuencias de lo que se elija pueden resultar un éxito o un fracaso, llevando siempre a un cambio en donde se ganan y se pierden cosas. De esta forma, aparecen los primeros interrogantes: "¿qué es lo que hay para elegir?, ¿qué es lo que me gusta?, ¿qué es lo que puedo?, ¿qué es lo que me conviene?, ¿qué es lo que quiero?, etc. Es aquí donde actúa el psicopedagogo como orientador vocacional. Dentro del proceso de orientación nos encontramos con diferentes modalidades, desarrollando en este momento la modalidad clínica que el profesional considera la más apropiada. Dentro de esta modalidad que se denomina clínica, se brinda un espacio de escucha y reflexión al púber, adolescente y adulto, en el cual puede encontrarse consigo mismo, con su historia personal y familiar, con sus posibilidades y limitaciones, con sus fantasías, miedos y prejuicios. Nuestro rol en este proceso es el de ser guías, acompañante del orientado, posibilitándole que pueda reflexionar sobre los duelos que toda elección encierra, encontrando sus deseos y aprendiendo a elegir libremente desde el protagonismo que este espacio le confiere (pensando, re-pensando, analizando, investigando).
Más allá de la vocación, hoy en día hablamos de una orientación vocacional y ocupacional. En este aspecto recalco la importancia de utilizar durante el proceso técnicas que conecten al orientado con el desarrollo del rol en sí mismo, y no con el imaginario individual y social. La realidad laboral ha cambiado, actualmente el recorrido se caracteriza por las continuas idas y vueltas. Todos estos cambios requieren de las personas una constante adaptación y trae aparejado la angustia ante las sucesivas transformaciones. Dentro del proceso no podemos dejar de lado el aspecto ocupacional, brindando un espacio para alojar las inquietudes e interrogantes en torno a la problemática laboral y a la búsqueda de empleo.
Por lo tanto, hablamos de este proceso de orientación, como un proceso de aprendizaje. Aprender tiene que ver con poder encontrar el deseo propio, más allá de las leyes de la oferta y la demanda, del discurso sociocultural vigente, o los mitos y creencias que circulan en el imaginario social.
Lic. Carolina A. Nuñez, Psicopedagoga - R.N. 15159
Asesoramiento y consultas al 4751-2478.