VOLVER A INDICE / NOTAS

“Claves para viajar con niños”

Las alternativas para el descanso en familia se multiplican en el país y en el mundo y las propuestas apuntan cada vez más a que todos puedan pasarla realmente bien. Para lograrlo sólo hay que conocer las opciones y encontrar el programa que mejor se ajuste a cada familia.
Si pensamos en el alojamiento, cada vez hay más opciones pensadas para las familias que cuentan con espacios exclusivos para los más chicos. En este tipo de hoteles funcionan los "kids club", donde los padres pueden dejar a sus hijos por el día sin costo adicional. En la mayoría de los hoteles estos espacios lúdicos abren todo el día para niños desde cuatro o seis años hasta 12 años ó más, aunque hay algunas en las que se puede dejar también a los bebés. Es importante, también, conocer cuál es la edad de corte en los descuentos para niños. En casi todos los hoteles, los chicos de hasta 12 años no pagan si comparten habitación con los padres. Otros hoteles permiten que los chicos se hospeden en habitaciones adyacentes con descuentos. Los all inclusive suelen cobrar alguna tarifa por los niños aunque no ocupen un cuarto separado.
En la mayoría de las aerolíneas, los niños de entre 2 y 12 años abonan el 67 por ciento de la tarifa del adulto con derecho a asiento. Además, para viajar con chicos en avión es conveniente:
-
Si viaja con su cónyuge y más de un niño, existe la posibilidad de que no haya asientos disponibles para todos en la misma fila. Prevea cómo van a sentarse haciendo las reservas de asientos con anticipación:Utilizar los asientos delanteros. Considere que según el tipo de avión, en la primera fila y en las salidas de emergencia no se permiten niños.
-Dar de beber mucho líquido y controlar la temperatura corporal.
-Para evitar la presurización de los oídos es útil llevar chicles para mascar.
-Solicitar el menú infantil a la compañía aérea. (no todas ofrecen éste servicio)
-Para los niños mayores, es conveniente tener a mano sus juguetes y libros favoritos para que puedan distraerse durante el vuelo.
Si la idea es viajar en auto, aquí van algunas claves:
-Distraerles con juegos o con los mapas del lugar de destino durante el trayecto.
-Las paradas deben ser frecuentes, de este modo, el viaje no se eternizará y tanto los niños como los adultos podrán estirar las piernas y desahogarse de la incomodidad del vehículo.
-Es importante que si necesita hacer una parada para comer, elija lugares concurridos. Porqué? Son los que tienen más rotación de los alimentos y menos posibilidades de intoxicación. Sólo consuma alimentos comprados en la ruta cuando sea absolutamente necesario.
Los más pequeños son individuos muy inquietos que pueden aburrirse muy pronto. Por ello, es conveniente planear con suficiente antelación los lugares que se van a visitar, incluso haciéndoles participar en la organización del viaje.
Asimismo, hay que conseguir atraer su atención con folletos ilustrativos del lugar, explicándoles su historia y sus anécdotas si las hubiere y dejarles que tomen decisiones respecto a los lugares que se van a visitar.
Un agente de viajes profesional le brindará la información necesaria para motivarlos: folletos infantiles para que los niños imaginen y reconozcan el funcionamiento de un aeropuerto, juegos educativos alusivos al destino a visitar y recomendaciones a medida de los intereses de cada familia.
Lic. Marisa Godoy. Madre de dos niños y Directora de WWW.VIAJECONCHICOS.COM.AR: la primera empresa de viajes de Argentina en internet dedicada a brindar servicios y asesoramiento profesional de “viajes a medida de cada familia”.   +Info : consultas@viajeconchicos.com.ar