VOLVER A INDICE / NOTAS

LA PSICOMOTRICIDAD SE SUMA AL CENTRO “A-SER”

Hoy, comentándoles desde una mirada psicomotriz, las dificultades que los chicos encuentran cuando llegan al aprendizaje más complejo al que tiene que acceder el hombre: LA ESCRITURA.
El papel relevante de una disciplina que interviene durante esta etapa y esta vez, ofreciendo un espacio en “A-SER”.
¿Qué es la psicomotricidad?
La Psicomotricidad es una disciplina que se ocupa del cuerpo como globalidad entre lo biológico, lo psicológico y lo social. Mira al cuerpo y  sus producciones (miradas, gestos, postura…) que se muestra en cada encuentro con un otro.
Es fundamental reconocer que el cuerpo es el mediador del organismo y el psiquismo.
¿Qué es un trastorno psicomotor?
Los trastornos psicomotrices nos advierten de la presencia de fallas en la construcción del cuerpo, en su funcionamiento y en su funcionalidad.
Los trastornos psicomotores están conformados por: ciertas formas de debilidad motriz, es decir, inestabilidades psicomotoras, inhibiciones psicomotoras, ciertas inhabilidades o torpezas de origen emocional o causadas por trastornos de lateralización, dispraxias evolutivas, ciertas disgrafías, tics, tartamudeos y otros desórdenes.
¿Lo psicomotor se ve afectado en la lecto-escritura?
Sí, la psicomotricidad del niño está puesta en juego durante todo el proceso de aprendizaje de escritura. Influye desde la adquisición de una postura adecuada para realizar los movimientos gráficos, hasta en la posibilidad de disociar y coordinar los movimientos requeridos a nivel de los dedos, la mano y el brazo para las exigencias gráficas de inscripción y progresión de las letras y palabras.
Entonces, podemos concluir que aprender a escribir es aprender a organizar ciertos movimientos con el fin de producir un modelo.
¿Cuáles son las dificultades más comunes de los niños en el acto de escribir?
Cuando un niño empieza la escuela y comienza a escribir se encuentra con la exigencia de padres y maestros que le piden una escritura prolija y clara.
Le exigen que adquiera una postura adecuada, que tome el lápiz con fuerza pero no tanta como para romper la hoja, o tan débil como para que no se distinga lo escrito. Se le pide una prensión digital correcta al tomar el lápiz, que deslice su brazo suavemente hacia la derecha dentro de un ritmo adecuado logrando la progresión que requiere la escritura. Por otro lado, necesita tener capacidad de atención, lograr escribir sobre el renglón sin salirse del espacio (hoja) y por último, sentir deseo de dejar una marca legible por otro.
Todas estas exigencias, algunas veces, generan en los chicos dificultades a la hora de aprender a escribir, con todo lo que esto demanda.
¿Un niño con dificultades en la escritura, padece un trastorno psicomotriz?
No necesariamente. Algunos chicos, por motivos diversos, no tienen un espacio de juego que propicie el encuentro con su esquema temporal, espacial y corporal, con su propio ritmo, lo cual lo conecta y acerca sin mayor dificultad al aprendizaje de la escritura.
Un chico que no posee espacio para jugar con su propio cuerpo y para encontrarse con los propios límites corporales, le resulta difícil ubicarse dentro del espacio del cuaderno.
¿Por qué es importante un taller de psicomotricidad para niños que transitan el proceso de aprendizaje de la escritura?
El espacio de taller de psicomotricidad, le posibilita al niño encontrarse en un espacio no terapéutico, para niños que sólo estén transitando el proceso de aprendizaje de la escritura.
A partir del juego, el niño podrá tener mayor posibilidad de estructurar su espacialidad y temporalidad, su esquema corporal, la fuerza, la coordinación, la prensión, la atención y el deseo, para que la escritura sea vivida como un proceso placentero de aprendizaje y facilitado por el juego y el encuentro con un otro.
En la escuela  muchas veces, se otorga mayor importancia al nivel cognitivo, a la capacidad intelectual, olvidando que el cuerpo forma parte de la mayoría de los aprendizajes como instrumento de apropiación del conocimiento.
La psicomotricidad preventiva, a través de un espacio de taller para niños que comienzan a escribir, ofrece un espacio de prevención de futuros trastornos psicomotrices y problemas de aprendizaje. Facilitado por el encuentro con el juego, el movimiento y el cuerpo, sabiendo que, a través y por el cuerpo, el niño aprende.
Marqués, M. Emilia        
Psicomotricista – Docente
Centro A-SerConsultas y asesoramiento sobre talleres: 4758-6231.