VOLVER A INDICE / NOTAS

Exposición solar y Cáncer en adolescencia temprana

La exposición a radiación ultravioleta (UV) en la infancia se asocia a un mayor riesgo de cánceres cutáneos, especialmente melanomas y carcinoma basocelular y espinocelular.
Las escasas medidas implementadas en el pasado explican, entre otras causas, el marcado aumento en la incidencia de dichas enfermedades malignas a escala mundial en las últimas décadas.
Debido a la falta de educación de la población en este aspecto, los beneficios de protección solar están más asociados con la prevención de los efectos nocivos agudos de las radiaciones solares, como la quemadura solar (causada por la radiación infrarroja) que los efectos más perjudiciales que produce a largo plazo la radiación UV: los cánceres de piel.
Con el comienzo de la pubertad existe una preocupante disminución en la utilización de protección solar. Esto se debe, entre otras causas, a la mayor independencia de los niños de este grupo etario y al concepto de que el bronceado es sinónimo de belleza. En la Argentina, la utilización de protector solar en la población adolescente de la provincia de Buenos Aires, durante el verano es de sólo el 44%.
Por lo tanto resulta absolutamente prioritario educar y motivar a los adultos, creando un  medio proclive a la protección antirradiación solar. La campaña debe apuntar fundamentalmente al personal escolar, profesores de educación física y entrenadores de disciplinas deportivas, guardavidas y médicos clínicos. Se debe difundir esta información predominantemente en playas y natatorios.
El adolescente medio tiende a tomar modelos de conducta de los pares, por lo que sería trascendental incorporar no sólo a adultos, sino también a jóvenes como promotores.
En otros lugares del mundo donde ya se ha implementado este sistema, como un nuevo enfoque ecológico, la modificación de las conductas sobre el uso de protección solar antirradiación usando pantallas en adolescentes, ha logrado disminuir la incidencia del cáncer de piel.
Dr. Lucio González - Director médico CEP, Ramos Mejía.