VOLVER A INDICE / NOTAS

La práctica de Artes Marciales, beneficios más allá de lo visible

La  carga  informativa  violenta  que  reciben  los  niños  cada  día  es  muy  alta  y muchos de los comportamientos que ven en la televisión de  sus héroes de los juegos de video, o incluso de sus padres lo trasladan al plano del colegio o su ámbito diario, donde siempre encontrarán alguien más débil para agredir y someter, o simplemente son niños introvertidos o  con  baja  autoestima  que  se  convierten  en  blanco frecuente  de  estos pequeños agresores y su grupo de amigos.
Para los dos casos se ha estudiado y comprobado que las disciplinas marciales otorgan herramientas que le dan una integralidad única de la que hablan sus resultados.
"Un pequeño que era agredido constantemente en su colegio y llegó a nuestra escuela, nos decía después de un tiempo que ya estaba súper tranquilo y no había vuelto a verse implicado en peleas y agresiones porque había aprendido a controlarse, no  ceder  a  las provocaciones  y  sobre  todo  porque  sentía  que  en  caso  extremo  podría  defenderse eficientemente”.
Eso es parte de la autoconfianza y el desarrollo de autoestima que provee nuestro sistema.
Además de esto los niños desarrollan un estado físico excelente, mejoran  la  motricidad gruesa, mantienen  menos  horas  frente  al  televisor, previenen la obesidad, eliminan el stress  y  se   sienten  motivados  a  generar  nuevos  retos  en  una  disciplina  sana  que seguramente será una barrera muy efectiva para  problemas como la drogadicción.
Un programa que a todas luces está hecho a la medida de un mundo violento donde los niños deben ser preparados para enfrentarse a él y  convertirse en adultos sanos y seguros. Un mundo donde el cinturón se debe llevar desde niño.

Diego Foglia – Director del Estudio de Artes Marciales.