VOLVER A INDICE / NOTAS

Problemas de aprendizaje: Una mirada interdisciplinaria

En estos últimos tiempos mucho se ha hablado de las neurociencias, y justamente a una de ellas me quiero referir aquí:  La neuropsicología. La  podemos ubicar dentro del conjunto de ciencias que estudian el sistema nervioso desde un enfoque multidisciplinar, pero a la vez formando parte de la psicología científica o “psicobiología”.
Desde hace más de 4 décadas los países más avanzados (EE.UU, España, Inglaterra, Francia, Finlandia), investigan las problemáticas del desarrollo infantil, aprendizaje y escolaridad  en equipos interdisciplinarios desde este abordaje; Argentina es uno de ellos.
En muchos hospitales de relevante importancia a nivel nacional y fundaciones se trabaja de este modo.  Así mismo distintos profesionales de la salud infantil se vienen perfeccionando y especializando en esta modalidad de intervención con la profunda convicción que sólo podemos “ayudar” a los niños y sus familias “con dificultades en el aprendizaje”  desde una mirada integral, intentando reducir la brecha entre lo que se dice que le pasa al niño; síntoma expuesto por los padres y la escuela, lo que se ve; para develar  en el transcurso del diagnóstico y el tratamiento lo que verdaderamente se enmascara tras ese síntoma.
Se parte de un diagnóstico que en la certeza de este abordaje permitirá desplegar un tratamiento eficaz. Considerando herramientas y estrategias aportadas desde las distintas ciencias y disciplinas como la pediatría, la genética, la fonoaudiología,  psicomotricidad, kinesiología, y por supuesto la psicopedagogía que en lo que respecta a los procesos de aprendizaje, será una de las áreas que más valiosos aportes realizará.
Podemos hablar entonces de una “neuropsicología de los transtornos de aprendizaje” que aborda a los mismos a partir de las bases neurales  de origen y desarrollo del lenguaje, la escritura y el cálculo, sin dejar de lado los aspectos socioculturales e influencia de los procesos educativos que han intervenido en la adquisición de estos aprendizajes. No aprendizajes fallidos, sino simplemente posibles…
En este contexto interdisciplinar, se parte de la suprema premisa que la actividad cerebral en su conjunto, la plasticidad interhemisférica, tanto como el funcionamiento específico de cada área cerebral hacen del cerebro el gran motor bio-cognitivo conductual. Por ello los profesionales formados en neuropsicología desde su trabajo y experiencia clínica parten de los distintos desórdenes que aparecen en el comportamiento de los niños, expresados en problemas específicos del lenguaje, de la lectoescritura, cálculo, o en distintas actividades constructivas, estando todas ellas en su origen íntimamente relacionadas con las funciones cerebrales superiores; memoria, inteligencia, percepción, atención y lenguaje. 
Como psicopedagoga adhiero a esta modalidad de trabajo, de estudio, de investigación, y si bien creo que el cerebro guarda “todo este saber…no sabido”, se deja ver en los ojos,  cuadernos, letras, dibujos, y también en el corazón de  los niños que llegan día a día a nuestros consultorios.
Lic. Ana Segurado – Psicopedagoga.
Consultas al: 4751-7545 – 15-6864-3189.