VOLVER A INDICE / NOTAS

La alimentación de los
chicos en edad escolar.


(Nº 14 - Marzo 2005)

Terminaron las vacaciones, los picnic con canastas al aire libre, los días de pileta ó playa, pero comienza otra etapa del año, donde una "Buena Alimentación" es necesaria para un buen rendimiento intelectual.
¿Cómo organizar las comidas de la semana de manera balanceada?
Considerar gustos y hábitos de los más pequeños, intentando estimular el consumo de alimentos coloridos (frutas y verduras crudas) y carnes frías de vaca ó ave ó pescado fresco ó enlatado.
Variar las presentaciones: albóndigas, milanesas, pasteles, budines, pizzas, tartas, etc., con distintos ingredientes y salsas nutritivas.
Usar huevos 3 veces por semana como aporte proteico si no consumen suficientes carnes.
Optar por cereales como plato principal (pastas, arroces, pizzas caseras) con salsas naturales: con tomate fresco, albahaca, espinacas, y quesos.
Organizar postres lácteos: arroz con leche, flanes, budín de pan, etc., o frutas de estación.
Como bebida elijan jugos naturales de frutas ó agua en cantidad suficiente.
Respetar la ingesta del desayuno y la merienda a diario, con lácteos, galletas ó pan fraccionado, quesos ó dulces, azúcar moderadamente.
Cuidemos a diario la ingesta realizada en los "r e c r e o s": preparando a nuestros niños sándwiches pequeños con quesos, barras de cereal, leches ó jugos en cartón, evitando chocolates, papitas fritas ó golosinas.
Guiemos a quienes administran los kioscos escolares, evitando el consumo masivo de alimentos grasos en horarios inadecuados, favoreciendo el sobrepeso.
Cuidando además las horas de sueño y actividad física lograremos el mejor rendimiento escolar.
Lic. en Nutrición U. B. A.
P a r e n t e P a t r i c i a - M.P N º 712
patriparent@uolsinectis.com.ar