VOLVER A INDICE / NOTAS

Un Arte Social

El sonido, en el sentido físico, naturalmente se termina, por lo que el arte musical, crea una ilusión de continuidad sonora generada por los músicos, donde oír a un otro es de vital importancia, se trata de escuchar y escucharse al mismo tiempo, desarrollando así nuestro principal instrumento:“el oído”
Citamos aquí un párrafo del libro “El Sonido es Vida” de Daniel Barenboim:
En la música dos voces (dos o más instrumentos) dialogan simultáneamente expresándose cada una plenamente al mismo tiempo que escucha a la otra.
De aquí nace no sólo la posibilidad de aprender sobre música sino también de ella: un proceso para toda la vida. Puede enseñarse a los niños orden y disciplina a través del ritmo, aprender a vivir con disciplina pero también con pasión, con libertad y al mismo tiempo con orden – es evidente en cualquier frase musical.
Los talleres musicales para niños, proponen un acercamiento totalmente lúdico a la ejecución de instrumentos musicales como medio, y como fin, la incorporación de elementos fundamentales: ritmo, afinación y ensamble.
Estos últimos elementos solo son posibles en relación con otras personas, es decir, que siempre afinamos con otro, ensamblamos con otro, etc. induciendo así el fenómeno musical como arte social, donde cada integrante forma parte de un todo, aportando sus ideas (su sonido) y/o sosteniendo y embelleciendo la idea de otro de acuerdo a su función.
Para informes sobre los talleres podés comunicarte al Taller de Música de Caseros: 4734 4580. www.musicadecaseros.com.ar