VOLVER A INDICE / NOTAS

Cólicos en el recién nacido
¿Por qué se producen y en qué momento suelen aparecer?
Los seres humanos aún conservamos percepciones o  comportamientos característicos de especies que dieron origen al ser humano y que son manifestados especialmente por los bebes por encontrarse en su estado mas primitivo. Sería algo así como un  sexto sentido. Este estadio es el que permite al bebe percibir la ansiedad o inseguridad de sus padres que en muchos casos son primerizos. La ansiedad percibida se localiza en el intestino del bebe y se manifiesta como contracciones que eliminan gases. En resumen podemos decir que el niño se tranquiliza a medida que los padres se van tranquilizando también, por eso, es más común que los primeros bebes de una familia sufran más cólicos que los sucesivos. Los cólicos suelen aparecer durante la segunda semana de vida La máxima incidencia se presenta sobre la sexta semana y desaparece inexorablemente en torno al tercer mes.
Los síntomas que presentan los niños son:

  • Dificultad para dormirse y se despiertan llorando por el cólico.
  • Largos episodios de tiempo llorando, sobre todo cuando la familia es visitada por muchos allegados.
  • Encoge las piernas, llora, se pone colorado y cierra los puños.
  • Su vientre está endurecido.
  • Se muestra molesto, inquieto e irritable.

En cualquier caso, hay algunas medidas que puedes tomar para aliviar al  bebé:

  • Flexionar las piernas por las rodillas y llevárselas hacia el abdomen ejerciendo una leve presión sobre él (repita el movimiento varias veces).
  • Poner al bebé boca abajo sobre el antebrazo del adulto, de modo que la pancita del bebé quede sobre  la mano abierta y pasearlo  por la casa.
  • Mirar al bebé a los ojos y hablarle suavemente de modo que perciba la presencia de un adulto cuidador.

Un dato importante: entre los periodos de cólicos, el bebé está sano, contento y crece bien, por lo tanto el cólico no se relaciona con la alimentación.
Si además vomita, tiene fiebre y/o retira la carita cuando es el momento de comer, llevarlo al pediatra enseguida, para que lo examine y averigüe si en vez de cólicos padece otro problema.
Dr. Diego Fidanza.
Pediatra. MN: 97305
Sanatorio Modelo de Caseros